gambia la sonrisa de áfrica

Este es un blog para todas aquellas personas que estén interesados en tener mas información sobre este país

CRÓNICA DE UN VIAJE A GAMBIA mayo 23, 2012

Filed under: Turismo — gambialasonrisadeafrica @ 11:19 pm

GAMBIA, el país que siempre sonríe

“Nunca pensé que viajaría a Gambia. Fue por casualidad al ver un reportaje en una revista que me impulso a conocer y así fue como, junto a otros amigos, decidimos ir en noviembre de 2006 a ese país.
El viaje es corto, son unas cuatro horas de avión, el aeropuerto es pintoresco, con palmeras, y te reciben, 38 grados, mucha humedad y un grupo de gambianos con el traje típico tocando el Yembe. Parece que hasta aquí ya ha llegado el turismo.
Nosotros cogimos la opción de avión + hotel (400 euros 8 días, alojamiento y desayuno). Este último era el Sunset Beach.

Nada más llegar nos llevaron al hotel a registrarnos y luego todos al bus hacia el hotel Senegambia donde se supone que nos venderían las excursiones. Esta muy cerca del hotel donde nos alojamos nosotros y los taxis no son nada caros.
Hay varios tipos de taxis, los verdes que son los turísticos y los amarillos que son los que utilizan los gambianos, son súper seguros ambos, y por supuesto más baratos los segundos que los primeros, así que además de regatear, tú eliges el que quieres.
Por cierto, sólo hay una calle con bastantes restaurantes, y es donde está el Hotel Senegambia y el hotel Karaiba, este último, un cinco estrellas y con precios no abusivos, al lado también puedes contratar guías locales oficiales, que por cierto, no son nada caros. Un restaurante de esta calle que está bastante bien, es el KUNTA KINTE.
Nosotros ya habíamos hablado con un guía de allí, Abdulai, musulmán, tres mujeres, 15 hijos y que había vivido en España. Con el trabajan Donald y Joaquín, este último es de Senegal y el que fue nuestro guía. Un verdadero encanto.

Ah, nota importante: todos hablaban correctamente español. Pensábamos que iríamos los cuatro solos, pero se ve que la fama de Abdulai es internacional y fuimos….24 españoles en 4 jeep.
Por la noche fuimos a cenar al Sailors. Estaba a la izquierda de nuestro hotel, a unos 10 minutos, la luz en Gambia se va cada poco, pero GAMBIA NO PROBLEM, te acompañan al restaurante, te dan conversación y no esperan nada a cambio. Luego se ofrecen a esperarte, la verdad es que es un país muy seguro. Cenamos en el Sailors dos mariscadas, dos platos de solomillo con huevos fritos y champiñón, ensalada, bebidas y café y al cambio eran unos 30 euros. La moneda de Gambia es el Dalasi. (1€ suele estar entre 36-39 dalasi. Donde Cambiar: En hotel y bancos nunca, siempre te darán mucho menos. En la calle, en la zona de senegambia hay casetas de cambio… cambiad dinero allá donde indique el cambio en una pizarra. Si vas con Abdulai u otro guía ellos mismos se suelen encargar de cambiar al mejor precio posible. También se puede pagar en algunos sitios con euro aunque también saldrás perdiendo. Con tarjeta de crédito olvídate de pagar nada… en la zona de senegambia hay un cajero que puedes sacar dinero, pero es recomendable que lleves suficientes euros.)

Al día siguiente PRIMERA EXCURSION:
Esta consistía en recogida en el hotel con jeep, ir a cambiar dinero, mercado de Serrekunda, parque de Abuko, lamín logde, comida en la playa (la comida no estaba incluida) y mercado de Tanjil. Todo ello al módico precio de 8 euros persona.
Ahora los precios han subido, un amigo que acaba de volver me dijo que el jeep salía por unos 170 euros para 8 personas. Echar cuentas, Gambia parece estar de moda
El mercado de Serrekunda es digno de ver. La mezcla de olores y colores asombra. La gente muy amable y….muchas avispas, son como las moscas aquí, no pican pero dan la vara un rato.

  

Luego fuimos a Abuko, que es un pequeño parque nacional, con manglares, hay hienas, buitres, cocodrilos, pero sobre todo un montón de monos.     

Luego fuimos a tomar algo a Lamin Logde, que es un pequeño bar en medio del rio, de troncos.
Comida en la playa, con varios baños incluidos, ya que al no tener nevera en muchos sitios, te hacen la comida en el acto, muchas cervezas y finalmente paseo por la playa en jeep.


Luego, para terminar, fuimos al mercado de Tanjil, donde llevan los pescados del día y los venden, ahora han descubierto que los pueden ahumar y lo hacen en una especie de lavadero (de los que antiguamente había en los pueblos) donde ponen los pescados ensartados en palos.

Es una pena que no tengan medios, en Gambia no hay ni una sola fábrica, porque tienen fruta, verdura y pescado pero no lo pueden tratar ni exportar.
SEGUNDA EXCURSION (días 3 y 4)
Esta excursión, no la recomiendo a mucha gente, pero a mí me encanto. Era ir a Tendaba. Nos recogían en el jeep, íbamos al ferry a Banjul, cruzábamos el rio, mucha carretera, parando en poblados para dejar ropa, medicinas y artículos de papelería, comida en el camino y al final del día llegada al campamento, se hace noche allí y al día siguiente paseo por los manglares y vuelta para el hotel en la zona de Kotu, donde estábamos alojados.
Yo la recomiendo pero llevando varias cosas básicas:
Comida (desde las 7 de la mañana hasta las 16,00 horas no paramos a comer), insecticida (contra las pulgas de la cama que íbamos a “visitar”) y no una, sino dos camisetas para cambiarse (el polvo del camino hace que estés marrón), una para el viaje, otra para cambiarte al llegar y dormir con ella y otra limpia para la vuelta). Y si eres un poco escrupuloso, llévate una sabana bajera.
Vamos por partes:
La odisea de cruzar el rio en Ferry nos costó unas 2 horas de espera porque solo hay UNO. Tiene que ir y volver. Sale de Banjul. Un calor insoportable, muy barato y merece la pena.
Luego nos dirigimos a un poblado por carretera. Abdulai cada vez para en uno distinto para llevar cosas. Se pone el jefe del poblado en fila con las mujeres y a cada uno les da algo, ropa, material escolar… los medicamentos los reparte en los hospitales.
Si queréis llevar material escolar, aconsejaría que lo compréis allí, ya que es muy barato y hacéis ganar dinero al gambiano que lo vende y a la vez al regalarlo ayudáis a alguien. 

Y por favor, no tirar caramelos desde el jeep en marcha, los niños se acercan corriendo y ha habido atropellos, ah…, y si no acostumbráis a pedir a los niños, mejor, no es bueno para ellos, ya que en cuanto ven un turista se lanzan y puede haber problemas.
Veréis que hay niños que llevan botellas de agua vacías en la mano, era las que nos pedían para usarlas ellos para ir al colegio. Los que estudian se desplazan a unos 10 km ó más, cada día para ir al cole. Veréis que os llaman Tubah, que es blanco. Incluso veréis niños pequeños que al ver el color blanco en la piel, lloran. Algunos no han visto uno en su vida.

 Además cuando les daban caramelos, u otro cosa, se ponían en fila, ninguno cogía otro caramelo hasta que todos llevaban y si se terminaban los mayores (7 ó 8 años) se los daban a los pequeños.

Las carreteras son mención aparte. Gambia fue colonia inglesa y cuando se fueron, se dejaron de asfaltar las carreteras, de hacer hospitales…. Ahora Gambia es destino de turistas noruegos y suecos, pero sorpresa…estaban haciendo un HILTON Y UN SHERATON en la playa de Kotu, así que si queréis conocer Gambia debéis de daros prisa. Pronto tendremos un McDonalds por allí.
Después de todo el día de viaje llegamos a Tendaba. Es un campamento, con piscina, restaurante y unas cabañas pequeñas, con “pulgas”, y duermes en un colchón con una mosquitera y tienes baño en esa cabaña.
La mayoría de los españoles nos fuimos a bañar a la piscina y luego a cenar, pero los suecos, más espabilados primero reservaron la cena y luego se bañaron. Conclusión todos los españoles para cenar…. gambas con arroz.
Luego te hacen un espectáculo la gente que vive allí, de danza y baile gambiano. Está bien, es entretenido y los niños te sacan a bailar.
Al día siguiente desayuno y visitas en “cayuco “por los manglares.

Luego vuelta por carretera hacia el hotel, llegamos ya de noche. En esta excursión ves la verdadera Gambia, como viven, las verdaderas carencias que tienen, lo recomiendo, pero yendo más preparados que nosotros.

Al día siguiente estábamos reventados y nos dedicamos a estar en la playa, a alquilar un taxi (no hay problema, eso sí regateando) y fuimos a Banjul, Serrekunda. 

El sexto día de estar en Gambia, nos ofrecieron dos excursiones a elegir, una era ir a Senegal y la otra ir al poblado de Kunta Kinte (James Island). Nosotros elegimos la última opción, es un pueblo que tiene turismo, era de donde salían los esclavos hacia América, pero lamentablemente se murió un pariente del presidente de Gambia y el ferry no funcionaba, por lo que la cambiamos por excursión del día para ir a ver Katschi-Kali (la laguna de los cocodrilos), serpientes, un mercado típico en Banjul de telas y a una fábrica de unos libaneses de venta de licor artesanal.
Lo de los cocodrilos pensábamos que estaba bien organizado, íbamos los cuatro con una pareja mas, con el jeep y nuestro guía Joaquín y el conductor. Los cocodrilos están sueltos y tienes que pasar entre ellos. Les tiran peces cuando se acercan y te aconsejan no acercarte a la poza donde están, como para acercarte vaya.

La fábrica de licor vale la pena, solo hacen de tres clases, no recuerdo más que dos, la de lima y naranja y la de café. Un montón de grados. Compramos un par de botellas por pareja y nos bebimos otro par entre los seis, nuestro guía Joaquín, no bebía.
Después de eso al hotel a la piscina y luego a cenar al lado de la taberna del nota a un restaurante italiano propiedad de un libanes. La mayoría de los hoteles y restaurantes turísticos son propiedad de los libaneses. Están forrados y los precios oscilaban sobre unos 10 euros por persona, eso sí, coca cola, pizza o pasta, ensalada, postre y café. Todas las raciones eran grandes.
Al día siguiente por la mañana playa y por la tarde vagueamos.
Y para terminar a la discoteca JOCO en Serrekunda. Es muy divertida, las chicas no pagan y los chicos 3 euros. Para ellos es muy caro, así que invitamos a Joaquín. Las rondas de los 7 eran de unos 3 ó 4 euros. La música de hace años y era como una casa de pueblo con corral arreglado de discoteca. Es muy recomendable. Ir.
Bueno y ahora para terminar el relato os voy a hablar de Luis y María, los dueños del bar LA TABERNA DEL NOTA. Llevan unos 8 años en Gambia. Su bar está muy bien situado, al lado del libanes, y se dedican además a ayudar a los niños. Sacan niños del vertedero.
Esto es el vertedero:

Les pagan un año de colegio. Luis tiene página de internet, además es fotógrafo y solo por las fotos que tiene colgadas merece la pena verlas.
En Gambia hay mucha prostitución, es una manera de sobrevivir. Es común ver a chicas o chicos gambianos de unos 20 años con abueles y abueletas inglesas o suecas. Les pagan todo y les dan dinero cuando se van. Ellos con eso viven más de un mes.
Por cierto, mucho turismo ingles, sueco y noruego en Gambia. Numerosas familias con niños pequeños. Hace años que descubrieron las playas de Gambia, y todo lo demás ….
Bueno, pues esta ha sido mi visión de Gambia, mi primer país de África negra, y que recomiendo encarecidamente.
¿Merece la pena ir a Gambia? Sí, pero tienes que saber que vas a África, a un país pobre. Seguridad: 100%. Es súper seguro. Es un país que espera vivir del turismo, incluso están emigrando de Sierra Leona a Gambia, porque dicen que hay trabajo”.

Fuente:
Izarbe10 (8 abril 2010). “Crónica, diario o relato de un viaje a Gambia”. [en línea], disponible en: http://www.viajerosporelmundo.com/cronica-diario-o-relato-de-un-viaje-a-gambia/ recuperado: 15 de mayo de 2012.


Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s